DAR ES COMENZAR A RECIBIR...

Una definición española...

08.10.2010 20:41

 

Como Plataforma del Voluntariado de España, tenemos un concepto definido que explica lo que es el voluntariado. Periódicamente surgen discusiones acerca de esta interpretación, de las actividades que reconoce, de lo que no se puede considerar voluntariado o sobre las actividades que pueden englobarse dentro de la definición de voluntariado. Pero se dispone de una defición que simplifica la tarea y que sirve de base para nombrar las actividades de voluntariado.

Ésta es la definición consensuada por las organizaciones que pertenecen a la Plataforma del Voluntariado de España:

“Una persona voluntaria es aquella que, sensibilizada por la situación social de los colectivos desfavorecidos, excluidos o marginados, decide, de manera altruista y solidaria participar, junto con otras, en diferentes proyectos dentro de una organización de voluntariado, dedicando parte de su tiempo en beneficio de una acción enmarcada en proyectos concretos”.

Además del voluntariado, existen otras muchas formas de participación ciudadana, basadas en la solidaridad y en el papel activo de la ciudadanía en la construcción de un nuevo modelo social o al menos en un modelo social más participativo y más responsable. Una de estas formas en las que la ciudadanía es co-agente de inclusión social es el aprendizaje-servicio.

El aprendizaje-servicio es una forma de desarrollar un proyecto educativo que además tiene utilidad social. Pero, ¿qué es exactamente el aprendizaje-servicio? ¿Y qué no es? ¿Qué relación tiene con el voluntariado? Analizamos esta forma de participación y referimos experiencias de proyectos de aprendizaje servicio en España y fuera de nuestras fronteras.

1. ¿Qué es el aprendizaje-servicio?

Definición

Según el Centre Promotor Aprenentatge Servei (Centro Promotor Aprendizaje-Servicio) el Aprendizaje-Servicio (APS) es “una propuesta educativa que combina procesos de aprendizaje y de servicio a la comunidad en un solo proyecto bien articulado donde los participantes aprenden mientras trabajan en necesidades reales del entorno con la finalidad de mejorarlo”. El APS es entendido como un proyecto educativo con utilidad social.

Fundamentos

Los fundamentos de las experiencias de aprendizaje-servicio se basan en formas de entender:

  1. La ciudadanía, basada en la participación activa y la contribución a la mejora de la calidad de vida de la sociedad.
  2. El aprendizaje, basado en la investigación, la acción, la reflexión y la responsabilidad social
  3. La educación en valores, basada en la convivencia, la experiencia y la construcción de hábitos.

Requisitos básicos
Los requisitos básicos que debe tener una experiencia educativa para ser considerada APS son 5:

  1. Reflexión
  2. Proyecto
  3. Participación
  4. Aprendizaje
  5. Servicio

Se trata de un proyecto educativo que tiene impacto real en la sociedad. El aprendizaje se pone al servicio de la comunidad, y el servicio se ve potenciado y mejorado a través del aprendizaje que genera, por lo que se produce un efecto multiplicador en la incidencia real sobre la sociedad. Esta retroalimentación es una parte esencial del método.

El aprendizaje-servicio se considera un método de pedagogía activa y reflexiva, inspirado en la metodología de la experiencia, donde priman la participación activa, la reflexión, la interdisciplinariedad y la resolución de problemas, la cooperación, la inmersión en prácticas de valor y la evaluación múltiple. Se pueden enmarcar tanto dentro de la educación formal como de la educación no formal y englobaría a todas las edades. Dentro del ámbito de la educación formal puede encajar en tutorías, créditos de investigación, materias dentro de las asignaturas, actividades extraescolares, etc. En la educación no formal, estaría en colonias, campamentos, campos de trabajo, encuentros, etc.

A través de proyectos de aprendizaje-servicio, la persona adquiere conocimientos y competencias para la vida diaria, de forma que es consciente de que su acción capacitadora genera cambios en la sociedad, a través del servicio.

El servicio a la comunidad es complemento y práctica del aprendizaje. Está basado en la detección de una necesidad real del entorno. Para ejecutarlo es necesaria la coordinación con diferentes entidades o instituciones y se fundamenta en la reciprocidad.

El aprendizaje-servicio se convierte así en una forma eficiente y efectiva de desarrollo de capacidades y potencialidades, de contribución a la mejora del entorno social y de transmisión de valores positivos.

FUENTE: blog plataforma/voluntariado.org

© 2010 Todos los derechos reservados.

Hacer tienda virtual Webnode